martes, 9 de septiembre de 2014

Nuestro planeta es único


Desde hace mucho tiempo la humanidad ha venido explotando los recursos que posee la Tierra. Los motivos son diversos, en algunos casos para que unos cuantos se hagan más ricos o para alimentar a poblaciones en constante crecimiento.

También la humanidad tiende a producir diversos elementos que le son útiles en su vida cotidiana, pero para elaborarlas requieren de grandes cantidades de energía, la que es producida en centrales eléctricas que se valen de insumos como el agua, carbón, tritio, o uranio, la mayoría de ellos grandes contaminadores del ambiente.

Otro factor importante en esta triada es la cantidad de despojos, desechos, desperdicios o basura que deja toda actividad humana, los mismos que quedan suspendidos en el aire, flotando en el agua o mezclándose con ella, así como la gran cantidad de desechos sólidos que todos los días son arrojados al  suelo y en algunos casos enterrados debajo del mismo.

La perspectiva parece difícil de arreglar, pero en los últimos años humanidad se ha dado cuenta de las consecuencias de las actividades que realiza por lo que la tendencia sobre los hábitos de consumo, de producción y de la forma de desechar las cosas empieza a cambiar. Los Estados están poniendo su parte creando instituciones, Ministerios en algunos casos, para que se hagan cargo de los efectos de la contaminación, destrucción de hábitats, cambios en el paisaje natural, sobre la forma de producir, con la finalidad de revertir o paliar las consecuencias del derroche de recursos naturales, del consumo extralimitado de energía así como de los desechos arrojados realizados hasta hoy.

Como parte del problema esperamos contribuir en el cambio de los hábitos de consumo de la población tratando de ser parte de la solución, con la finalidad que nuestro planeta pueda sostenernos otros cientos de años más.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada